Cohete chino impactaría en la Tierra este fin de semana

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Hay expectativa sobre el punto exacto de entrada a la atmósfera de nuestro planeta.

El cohete chino ‘Long March 5B’, de más de 20 toneladas, regresaría a la Tierra el próximo sábado 8 de mayo, según un comunicado del portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Mike Howard. Según el funcionario, el Comando Especial del país norteamericano está rastreando de cerca la trayectoria del cohete, pues lo que genera mayor expectativa es el lugar en donde puedan impactar sus escombros.

Se dice que el cohete chino está fuera de control porque, de acuerdo con Howard, por el momento no es posible identificar el punto exacto de entrada a la atmósfera de nuestro planeta debido a la velocidad a la que viaja el artefacto. Solo hasta dentro de unas horas, cuando se produzca su ‘reentrada’, se podrán formular estimaciones más certeras.



En este sentido, el Pentágono ha dicho que el Escuadrón de Control Espacial número 18 de Estados Unidos proporcionará actualizaciones diarias sobre la ubicación del cohete a través del sitio web ‘Space Track’.

El cohete fue lanzado la semana pasada y, a pesar de que la mayoría de los desechos espaciales u otros objetos se desintegran en la atmósfera, el tamaño del mismo es el que hace pensar a los expertos que algunas de sus piezas más grandes puedan entrar a la atmósfera de la Tierra y causar algunos estragos.

De acuerdo con algunos cálculos preliminares, el cohete puede caer en cualquier lugar entre 41 grados al norte y al sur del ecuador, es decir, un área que incluye ciudades como Madrid, Nueva York, Beijing, Sydney, Delhi o Río de Janeiro.

No obstante, en entrevista con el medio de comunicación estadounidense ‘CNN’, Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard,
aseguró que es poco probable que esto suceda.

El experto continúa diciendo que el riesgo de que el cohete pueda causar algún daño o golpear a alguien es mínimo, la gente no debería tomar precauciones especiales, a pesar de que él mismo es consciente de que podría suceder. “No perdería ni un segundo de sueño por esto como una amenaza personal”, sostuvo ante la cadena norteamericana.

Además, McDowell explicó que lo más seguro es que los restos del cohete chino impacten en el océano gracias a que ocupa la mayor parte de la superficie de la Tierra. “Si quiere apostar a dónde aterrizará algo en la Tierra, apueste por el Pacífico, porque el Pacífico es la parte más extensa de la Tierra. Es así de simple”, manifestó. Incluso las cifras apoyan esta tesis, pues hace un año los escombros de otro cohete chino con las mismas características cayeron en el océano Atlántico, en el noroeste de África.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email